Quien nada debe, nada teme.

Quienes me conocen sabrán que he dado un salto de jurisdicción, un cambio. Sin embargo, cuando echo la vista atrás, hay muchas anécdotas de penalista correteando en mi cabeza. Sin duda alguna, me quedo con la anécdota con la que más sufrí – que sin saber si por coincidencia o por azar, es con la […]